Del alma hoy hablo yo

Segundo trabajo de Vanessa Cordero

Con los sentidos envueltos por tanto bullicio interior que a veces me cortaban las alas en el vuelo hacia la ilusión y la esperanza. Así fue como decidí vestir con palabras e imágenes los retazos de los desvaríos de mis emociones y pensamientos más rebeldes. 

Y es que llega un momento en que la vida te empuja, te grita e incluso llega a golpearte con caricias reflexivas de verdad y realidad. Hay un punto en el caminar de todo ser humano en que es necesario mirar hacia atrás para comprendernos a nosotros mismos, para entender nuestro momento actual y para fijar nuestra vista en todo el camino que queda por delante, un camino que nosotros hemos de construir con lo ya vivido, con las lecciones aprendidas, con los muros ya destruidos, con los gritos que callamos en nuestro ser, con las sonrisas perplejas de quietud. Llega un momento en que tu mundo interior te exige más dedicación, mirarte más por dentro y dejar de escuchar las voces y palabras del exterior. Simplemente llega el día en que las horas de tu reloj se detienen, te observan y te susurran que te escuches a ti misma y dejes de arañarte el alma con lo que piensen y digan los demás.

Porque al fin y al cabo en este libro, en estos versos, en estos relatos, en estos poemas y reflexiones visuales, dejo al descubierto mi alma, sin máscaras ni dobleces, sin medias tintas, sin miedos, porque ya me cansé de mirar al cielo y suspirar y que nadie comprenda el por qué de esta sensibilidad, ya me defraudaron los porqués disfrazados de comprensión de aquéllos que decían entender mis lágrimas en los moldes de una lectura o en los escalofríos de una melodía, porque hoy, aquí y ahora quiero ser yo misma, mirarme y quererme, respetarme, mimarme y encontrar mi verdadero destino siendo así, tímida, con una tal vez exagerada sensibilidad, soñadora, con miedos, dudas, ilusiones, sueños,...al fin y al cabo una persona como tantas y tantas, después de todo simplemente yo.

Me cansé del maquillaje con el que adorné en ocasiones mi alma, tal vez para hacerme querer, me cansé, a partir de ahora y desde este mismo momento y en este nuevo sueño de mi alma hablo yo. Del alma hoy hablo yo.

Presentación "Del alma hoy hablo yo" en Puebla de la Calzada


El pasado viernes 2 de mayo, en la Casa de la Cultura de Puebla de la Calzada (Badajoz), se presentaba el libro de Vanessa Cordero Duque “Del alma hoy hablo yo”. Un libro capaz de emocionar por su gran contenido en sentimientos, repletos todos ellos, de una gran sensibilidad. La autora, a pesar de su aparente timidez, sabe transmitir al lector con mucho acierto la emoción a través de sus poesías, relatos y reflexiones.


Ella, como su poesía, sabe mezclar muy bien ternura y sensibilidad con rebeldía porque a pesar de su externa fragilidad es una mujer que abre su corazón y grita: “Dejo al descubierto mi alma, sin máscaras ni dobleces, sin medias tintas, sin miedos, porque ya me cansé de mirar al cielo y suspirar y que nadie comprenda el por qué de esta sensibilidad, ya me defraudaron los porqués disfrazados de comprensión de aquéllos que decían entender mis lágrimas en los moldes de una lectura o en los escalofríos de una melodía, porque hoy, aquí y ahora quiero ser yo misma, mirarme y quererme, respetarme, mimarme y encontrar mi verdadero destino siendo así, tímida, con una tal vez exagerada sensibilidad, soñadora, con miedos, dudas, ilusiones, sueños,...al fin y al cabo una persona como tantas y tantas, después de todo simplemente yo”.


Una hermosa reflexión como hermoso es su libro “Del alma hoy hablo yo” presentado en Puebla de la Calzada y donde Vanessa Cordero, autora y protagonista de esa noche, estuvo acompañada por Teodoro Gracia, Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Puebla de la Calzada.

 

Firmado: Ayuntamiento de Puebla de la Calzada

 

 

 

Bendito maldito amor

Dicen que el amor existe, que se esconde en los tropiezos de almas inquietas, que su aura desvanece las memorias de los que sobreviven perdiendo.... Cuentan que chapotea en la sangre cuajada de los que caminan sin rumbo.

Dicen que en los atardeceres caóticos de estrofas sin dueño se mece sin ser visto, cuentan las leyendas que se mezcla en los ojos de miradas que nunca existieron y que en la incertidumbre de los termómetros de agostos otoñales llora....

Dicen que lo han visto vagabundeando en las orillas del que a pesar de su esquiva presencia cree en su valor, que vive restando horas en calendarios cansados de hojas partidas en dos y que, en ocasiones, incluso él duda de su existir.

Cuentan que ha perdido la confianza en el ser humano, que lo han maltratado oscureciendo su esencia, que han vaciado sus entrañas en los despeinares del sexo sin siquiera mirarlo a él, que le dieron mil patadas y sintió que sobraba en tantas camas desnudas de lo que él ofrecía.....

Dicen que ahora camina mirando al suelo...que le da miedo este extraño existir...Cuentan que su nombre se mezcla en el aire y que saca a pasear la desesperanza de los que aún nos sentimos desiertos en medio de la inmensidad del vivir.

Premiada en Sevilla

Vanessa Cordero Duque ha obtenido el segundo premio en el Certamen de Poesía y Narrativa Femenina de Cantillana, Sevilla, con su poemario titulado"Prólogo de una soledad perenne" en el cual habla de la nostalgia de la ausencia del sentimiento de amor en su vida.

Presentación "Del alma hoy hablo yo" en el Ateneo de Badajoz

Durante dicha presentación habló de sus inicios, de aquéllo en lo que se inspira, de sus proyectos, sus ideales, sus sueños, su verdad... Logró sentirse comprendida entre un público que se mostró muy colaborador en todo momento con Vanessa haciéndole preguntas sobre su obra y dándole ánimos y fuerzas para seguir adelante con sus sueños.

También recitó varios de los poemas que forman su libro dejándose el alma en cada uno de ellos.

Este libro se puede adquirir en Montijo en las Librerías Agudo y Tizas. Y en esta página podéis encontrar otros modos de adquirirlo, ya sea a través del email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a través del número de teléfono 673184635. Se aceptan whatshaps.

Sé tú feliz...

Sé tú feliz que yo en los siglos de mi cobardía no lo logro, que he bailado a ras de los colores flúor y siempre me rodearon la cintura tonos grises de confusión y nostalgia. Sé tú feliz...yo camino, sigo bordeando las aceras, tropezándome con las piedras de la inmadurez canalla de mis lágrimas, sé tú feliz, miéntele al tiempo y deja sus garras en las cicatrices de lo incauto, de lo material, y yo así no sé vivir....

Sé tú feliz, habla con las flores, dale patadas a las piedras como cuando éramos pequeños y pensábamos que todas las risas iban a ser el cielo eterno de nuestras vidas, zarandea a la desidia cuando quiera atropellarte, tú eres valiente, sé tú feliz...yo respiro, y respiro entre ansiolíticos que me ayudan a caminar, tú no necesitas muletas, más que a ella, agarra sus labios, vierte tu ternura en su pecho, y tómate un helado hablándole del tiempo, de las lunas que se esfuman, de los trozos de misterio en su pelo, de sus piernas finas, de sus extensas sonrisas, sus dientes blancos, tus dedos temblando....Sé tú feliz....

Sé tú feliz, ¿no ves que yo lo intento veintisiete horas al día y no lo consigo? Miro luces que son trampas canallas a los misterios de esta vida, trato de hacer desaparecer mis oscuridades en lo claro de un café con leche, hablo sin plumas al papel, escupo mentiras, pero me vencen los desaires del pasado, las agonías de un presente mascado de hipocresía, me vence el no saber qué hacer con mi vida...si vivir o seguir muriéndome en mi afán por vivir....

Sé tú feliz...tal vez algún día las hojas de los árboles se alienen y formen una palabra esdrújula que me haga entender que ser feliz es recorrer las dunas de las decepciones y levantarse sujetándote a los ojos de algún verso acaramelado que ya nadie lee... Sé tú feliz...yo respiro... que ya es mucho.